Make your own free website on Tripod.com

Ekklesia
CS Luis Salamanca 1era semana
Home
Miembros e invitados
APORTES SEMANALES
cultura del vivo
Propuestas
Biblioteca
CALVARIO
corrigo rectum (penitencia)
SHAME ON YOU !!
Forum

COLOMBIA ES LA MEDIDA DE COLOMBIA

 

Un paýs jamÓs se hace s˛lo, como ning˙n hombre. Un pueblo por mÓs autßrquico que parezca vivirÓ siempre en perpetuo movimiento: alimentÓndose de otros, cambiÓndose por dentro como se mueven los muebles en una casa. Sin embargo, es menester estudiar arduamente de quÚ elementos estÓ compuesto y determinar cuidadosamente cuÓl es la combinaciˇn de dichos elementos (la posiciˇn de dichos muebles) para hallar una resultante a la ecuaciˇn y descubrir asý cual es su  esencia propia e inigualable.

S˛lo en la medida en que se haya emprendido ese difÝcil estudio que nunca acaba, un hombre puede realmente declararse competente para llevar las riendas de un paýs.

El buen dirigente colombiano, no serÓ nunca el que sabe c˛mo dirigir al francÚs o al estadounidense. El buen dirigente colombiano debe tener la habilidad de esquivar el snobismo y renunciar a buscar las respuestas, e inclusive las preguntas, en los paradigmas ajenos, en los modelos de otros.

Sabe bien que no estÓ bien visto ser criollo, pero no cae en la desvergŘenza de rechazar lo suyo. No ignora que existe un efecto de fascinaciˇn y de obnubilaciˇn de lo que viene del mundo confusamente llamado civilizado: lo comprende, pero no cae en la trampa.

Observa lo que tiene que observar en el exterior, toma nota atenta, y saca ideas de ello, pero jamÓs modelo alguno confinarß su estrategia: su paýs es la medida de todas las cosas que competen a su paýs. MirarÓ al mundo con ojos sinceros, desprevenidos, y tomarÓ nota. Luego, estudiarÓ las notas con la lupa de Colombia, descartando lo que no muestre mayor utilidad.

 

Es evidente que no todo lo forÓneo es malo, ni todo bueno. Por ende es impÚrativo la posesiˇn, por parte del dirigente, de un poder de perspectiva potente y de conocimiento preciso de los elementos que integran a su paýs, para poder ver lo que los hombres no ven, porque Úl no mira con estos simples ojos, el mira, respira y vive con los ojos de una potencia que encarna, de una naci˛n que jamÓs debe subestimarse, pero tampoco sobrestimarse.

 

El buen dirigente colombiano debe, primero que todo, definir a su naci˛n y mostrarle a su pueblo c˛mo aquÚlla es particular e inigualable, de tal forma que cada uno comprenda el sentido de ser colombiano y sienta ese výnculo con la naci˛n como una vena sagrada que le da contenido a su sangre y le permite identificarse, y no como una molestia que arrastra aparatosamente por la vida.

magritteclairvoyance.jpg
magritte - clarividencia

El buen dirigente colombiano debe ser ante todo un educador e inculcar a los colombianos un profundo amor por Colombia, renovando asý un pacto social maltratado por todos. Debe mostrar al paýs como una fuerza poderosýsima que no encuentra las herramientas adecuadas de explotar las oportunidades, pero jamÓs debe se˝alar, ni de broma, que la naci˛n en sý estÓ enferma. Colombia es una esencia que trasciende toda realidad palpable, y los colombianos participan en ella sin jamÓs substituÝrsele. La envidia, el odio, y sobre todo la viveza no son defectos de la naci˛n, sino de los mortales colombianos, y el buen lÝder debe mostrar c˛mo estos obstÓculos no permiten la expresiˇn de su energýa inconmensurable (la de Colombia).

 

Colombia es una mujer perfecta, es un sue˝o, un ideal. Es una casa que hay que defender, una causa por la cual la vida, si es necesario, dar. Cada colombiano se verÓ beneficiado de su fuerza en la medida en que suelte las amarras que no la dejan zarpar.

Es menester mostrarle a los hijos de la patria, que no hay que buscar mÓs al norte o al sur o a donde sea. Es imperativo darle a los colombianos la idea de que su madre es grande y que s˛lo con el ahýnco de todos esa grandeza reventarÓ como el dýa revienta a la noche, inundÓndolo todo con su hermoso brillo.   

Luis Hernando Salamanca. luigyman@hotmail.com