Make your own free website on Tripod.com

Ekklesia
"?Utopìa?" 13-19 de septiembre
Home
Miembros e invitados
APORTES SEMANALES
cultura del vivo
Propuestas
Biblioteca
CALVARIO
corrigo rectum (penitencia)
SHAME ON YOU !!
Forum

"?Utopìa? 13-19 de septiembre.  

Heme aquì, de regreso en Canadà después de una estadìa de un año universitario en Francia y de haber pasado el verano en México y Colombia. Durante un año de viajes a diestra y siniestra comprobé que el viejo y popular adagio: "los viajes ilustran", es màs que cierto. Lo primero que me viene a la testa como principal aprendizaje de viaje es la sencilla y bàsica reflexiòn de que en realidad, a pesar de las evidentes diferencias culturales, a fin de cuentas, todos los humanos, todos, somos iguales. Me refiero a que nosotros, hombres y mujeres, homo sapiens sapiens, tenemos todos las mismas necesidades biològicas, las mismas preocupaciones y ambiciones, los mismos sueños y pesadillas, las mismas capacidades intelecuales, etc. Esta realidad palpable es tan fàcil de constatar, si se tiene voluntad, pero tan difìcil de concebir y aceptar ya que siempre nos esforzamos por querer ser diferentes, por ser los mejores, los màs guapos, por ser màs competitivos, productivos e inteligentes. Pero a fin de cuentas, por màs que luchemos, todos somos biològicamente iguales, lo cual hace que nuestras necesidades bàsicas sean idénticas. Es verdad que la memoria colectiva de cada grupo cultural crea ciertos comportamientos propios a cada cultura. Sin embargo, en el fondo, al tener las mismas necesidades esenciales todos los seres humanos somos igual de indefensos y vulnerables ante la vida.  ?Cuàntos conflitctos no podrìan evitarse si comprendieramos que las diferencias culturales que nos etiquetan y clasifican son sòlo superficiales?  

La historia universal nos enseña que el mundo actual no es màs que el fruto de la vanidad humana y el deseo de ser superiores y poder dominar a los demàs. Por ejemplo, Aristòteles estaba convencido de que los esclavos y las mujeres eran inferiores a los ciudadanos y filòsofos, es por esta razòn que solo éstos podìan tomar las décisiones polìticas. Siguiendo esta misma linea de ideas, el pensamiento del filòsofo alemàn Leo Strauss se basa en la creencia de que sòlo una élite es capaz de poseer las verdades fundamentales y que a la sociedad se le debe decir mentiras consoladoras, de lo contrario se pondrìa en peligro el orden social y las creencias morales. Segùn Strauss, sòlo las personas superiores, los erùditos, deben posséer el poder polìtico. De acuerdo, es un hecho de que en una sociedad, asi como en cualquier trabajo de grupo, hay siempre uno o varios lìderes que dirìgen las acciones comùnes. Siempre hay alguien que tiene màs determinaciòn, coraje y fuerza de voluntad que los demàs, es por eso que a éste se le nombra lìder. Pero en realidad todos tenemos las mismas capacidades, solo que nuestra experiencia de vida ha hecho que tengamos diferentes personalidades, lo cual hace que ocupemos diferentes cargos en la sociedad. Un ejemplo claro de esto es el caso de la emancipaciòn de las mujeres. Debemos recordar que desde épocas remotas al sexo femenino se le ha considerado ser inferior: "el sexo débil". En muchas sociedades aun se creé que las mujeres no tienen las mismas capacidades intelectuales que los hombres. Si no ha habido tantas mujeres ilustres como lo ha habido de hombres es porque la educaciòn y la tradiciòn ha obligado a que la mujer tenga un rol pasivo en la sociedad. La finalidad de las mujeres, segùn Aristòteles, no ha sido obtener la gloria ni la sabidurìa, su fin ha sido el placer, ése que tanto aborrecìa el filòsofo griego. De igual manera el credo filosòfico en la superioridad de una élite o "raza" ha dado origen a pràcticas dominadoras como la esclavitud y la colonizaciòn, triste destino de nuestra América Latina.

Es difìcil imaginar un mundo sin vanidad y sin deseo de dominaciòn. En el reino animal el que sobrevive es siempre el màs fuerte, el que domina y defiende su territorio. En el modelo de sociedad occidental la competencia y la vanidad son conceptos altamente valorizados. El que no lucha por ser mejor a los demàs se lo lleva la corriente, asi como al camaròn que se duerme. El paìs que no se adapta y alinea a la lògica capitalista se hunde y lo dominan, tal y como lo ilustra claramente David en su aporte sobre el valor agregado. América Latina ha tenido que emplear la misma estrategia mercantilista para no ser arrasados por las potencias capitalistas. Nuestros paises han tenido que utilizar las mismas armas que el enemigo para no dejarse dominar, para competir y demostrar que podemos ser mejores, mejores que "ellos". Yo me pregunto si en el fondo ?es verdaderamente necesaria la vanidad y la competencia? ?Qué pasarìa si todos nos consideraramos en un plano de igualdad y que asì respetaramos concientemente las superfluas diferencias culturales? ?Qué sucederìa si dejaramos de ser jactanciosos y que no nos importara si nuestro compañero de clase tiene mejores notas o si nuestro vecino gana màs dinero?  Hemos hecho de este mundo una lògica de apariencias. Pero al final del tùnel, todos al mismo hoyo vamos a parar ...

P.D. Y ?Qué pasarìa si  no desearamos tener màs de que lo que necesitamos para vivir? ?Qué tipo de régimen econòmico y polìtico serìa capaz de organizar tal sociedad? ?La anarquìa? (seductora utopìa).

"Ce qui nous rend la vanité des autres insupportable, c'est qu'elle blesse la nôtre".

- La Rochefoucauld.

 

nayeli_villafuerte@hotmail.com