Make your own free website on Tripod.com

Ekklesia
Luis: visita al nuevo pabellón del museo "donación Botero"
Home
Miembros e invitados
APORTES SEMANALES
cultura del vivo
Propuestas
Biblioteca
CALVARIO
corrigo rectum (penitencia)
SHAME ON YOU !!
Forum

Maria Fernanda Cardoso, arte y filosofía.

moma_cementeriovertical.jpg
Maria Fernanda Cardoso- Cementerio-vertical, parte de la exhibición "Making Choices" en el MOMA

Conforme a mi penitencia, visité el nuevo pabellón del Museo Botero en Bogotá.
Se trata de una estructura llamativa, con jardines interiores y pintura muy blanca, muy agradable.
En la entrada al nuevo pabellón hay una fuente que consiste en un monolito de marmol que parece un enorme meteorito rectangular, bañado en constancia por olas de agua que se deslizan apacible y constantemente por su superficie y le dan a uno ganas de acostarse a dormir.
Dentro del edificio, aprecia uno unas dimensiones altísimas. El techo es muy alto y todo tiene una gran blancura. En cuanto a la exposición de la artista Cardoso, desde que uno sube las escaleras para ingresar en la sala, una obra suya lo observa incrustada desde la pared que sostiene dichas escaleras en el costado derecho. Se trata de unos árboles blancos en miniatura insertados en la pared, dentro de cuadrados, también blancos, que parecen cuadras de ciudad. Son árboles blancos y pronto una leyenda revela el nombre de la obra: "Cementerio, jardín vertical", obra expuesta para la llegada del segundo milenio, en el Museo de arte moderno de Nueva York.
 Pero antes de continuar se hace necesaria una inroducción de la exposición y de la artista.

foto2cardoso.jpg
Cardoso coordinando la instalación de su retrospectiva

Maria Fernanda Cardoso nació en Bogotá en 1963. Reside en Australia. Estudió música en la Universidad Nacional de Colombia entre los años 70 y 80. Luego estudió arte y se graduó en 1986. Al año siguiente ingresó, para especializarse en  escultura, en el Pratt Institute de los Estados Unidos. En 1990 recibió la maestría en escultura de la Yale University School of Arts, Haven, EUA.

Cardoso lleva a cabo una subversión de los cánones minimalistas. Usa huesos, estrellas de mar, ranas disecadas en lugar de tubos o cajas de acero que son los típicos materiales del minimal. La inclusión de los animales disecados desestabiliza el sentido de la obra porque ellos nunca van a funcionar asépticamente como lo haría un material minimalista. El resultado produce extrañeza en el espectador debido a que hay una factura aséptica de repetición y espacialidad geométrica usando elementos con referencias escatológicas y siniestras.

LA RETROSPECTIVA

Bichos, lombrices, pulgas, sapos, pirañas, entre otras faunas y muchas flores componen esta gran muestra que se acerca a una retrospectiva.

La muestra está compuesta también por varios tubos de cemento atravesados por varillas y en diversos materiales que penden del techo, generan crisis y hablan no sólo un lenguaje fálico aunque tengan nombres de mujeres como Dolores, Remedios, Gloria, Esperanza o Consuelo sino que sugieren abandono, dolor y ritos funerarios, en fin, una especie de metáfora de país que se aprecia en muchas de sus obras.

La exposición, sin ser cronológica, está montada sobre los 500 metros cuadrados de una sala sin paneles, sin divisiones ni módulos, donde los 20 años de trabajo de Cardoso se sienten como la mordida de una piraña o el vuelo tenue de una mariposa. Se aprecia, de hecho, una obra que consiste en un grupo de pirañas alineadas como un ejército que habla de la ironía del turista que va al Amazonas y quiere verlo todo así, y también se aprecian mariposas disecadas con vivos colores y en formaciones geométricas llamativas.

Afuera de la gran sala, se podrá ver la más arriba comentada obra, “Cementerio, jardín vertical”. Criptas inspiradas en el Cementerio Central, donde la violencia y la muerte no tienen resurrección. Estas flores plásticas tienen la idea de preservar, de no olvidar, de conservar momentos.

No podía faltar su publicitado Circo de las pulgas que viajó con ella al Instituto Pompidou en el 98.

cardoso_dancingfrogs.jpg

Tal vez lo que más me llamó la atención de la exposición fue cierta idea que obtuve de ella. Gran parte de las obras de Cardoso están hechas con objetos que regularmente son considerados como repugnantes: ranas, moscas, lombrices, tusas de mazorca, pirañas, etc. La magia de la colombiana está en presentarlas de tal forma que demuestran gran belleza armónica y geométrica.
Una muestra de éso es "sol negro": una bola de icopor incrustada en una varilla de metal. Dicha bola tiene pegada a su superficie cientos y cientos de moscas disecadas.
 

solnegrocardoso.jpg
sol negro

Esta idea de hacer de lo feo por convención bello por engaño me parece fabulosa.
Cardoso, a mi modo de ver, ataca las ideas predeterminadas, los juicios acerca de la belleza, y en general, los conceptos estéticos y, me atrevería a decir, morales y éticos. Hacer un circo de pulgas, por ejemplo, es rendirle homenaje a algo que sería considerado comúnmente como una quimera, una bagatela.
 
Esta retrospectiva es una muestra poética, un ensayo filosófico, un compromiso con una vida atípica, individual y personalizada y un rechazo al estado 'normal' del mundo.

cardosoaguategida.jpg
Agua tejida

luigyman@hotmail.com