Ekklesia
CS Rumi de la Rocha semana del 26 Abril al 2 de Mayo
Home
Miembros e invitados
APORTES SEMANALES
cultura del vivo
Propuestas
Biblioteca
CALVARIO
corrigo rectum (penitencia)
SHAME ON YOU !!
Forum

Brown Bunny de Vincent Gallo

Segunda pelýcula de Vincent Gallo, director independiente, maldito y polÚmico, Orson Welles contemporÓneo, un autor en el pleno sentido de la palabra, director, guionista, actor, director de la fotografýa, editor, m¨sico, alguien que realmente controla todas las etapas de la producci˛n cinematogrÓfica y que nos da forzosamente una visi˛n muy personal que puede encantar o repeler, con Úl no hay medias tintas. Bufallo 66 su primer largometraje sorprendi˛ por sus audacias visuales, flashbacks que irrumpýan al interior del cuadro a partir de peque˝os cuadros que se iban agrandando hasta ocupar toda la imagen y que explican que el personaje (Úl mismo Gallo) no es culpable de ser un antisocial, es una výctima de sus padres y de la sociedad corruptora (visi˛n materialista varias veces expresada en el cine, recordemos a Anna Magnani en Mamma Roma de Pasolini que durante sus rondas nocturnas por la capital explica que nadie es culpable de ser prostituta o ladr˛n que la culpa era del padre que era traficante y de la madre que era estafadora y asý ad infinitum), este mÚtodo retroactivo adoptado por Gallo para explicarnos a su personaje, genera en el espectador un cierto sentimiento de compasi˛n y comprensi˛n sin nunca llegar a caer en el patetismo, llegamos a identificarnos al personaje lo cual constituye un logro mayor pues se trata de alguien bastante antipÓtico, malhumorado, nervioso, sucio. Christina Ricci acompa˝a a Gallo y lo hace estupendamente probando una vez mÓs que es una actriz llena de talento, la quýmica entre los dos es evidente. La pelýcula tiene elementos que hacen pensar en la Nouvelle Vague francesa, cÓmara nerviosa y faux raccord pero tambiÚn evoca el cine independiente americano, Scorcese, Ferrara y sobre todo Cassavetes, pensemos por ejemplo en la secuencia en la que los dos personajes van a visitar a la familia de Úl, Ben Gazzara (uno de los actores fetiche de Cassavetes) y Angelica Huston estÓn excelentes como los padres psic˛patas del ex-convicto Gallo. Es cierto que tenemos un Happy End pero no se trata del týpico final a la Hollywood, es un final inteligente y que muestra que a pesar de lo negra que puede ser la vida a veces es posible encontrar una salida. Bufallo 66 es una pelýcula de un costo relativamente bajo, de una excelente cÓlidad artýstica y que se deja ver con bastante facilidad, no se trata de una pelýcula hermÚtica. Esto ¨ltimo no vale para Brown Bunny , pelýcula duramente criticada, a mi juicio injustamente, en el festival de Cannes del a˝o 2003. Es cierto que es una pelýcula lenta y densa pero eso no le quita ser una buena pelýcula, sin duda no se trata de una pelýcula para pasar el rato, no es una pelýcula de entertainment, no estamos frente a una obra complaciente para el espectador y es que el cine y el arte en general no es siempre placentero, a veces remueve por dentro y sacude al espectador, si lo fuese siempre cuÓl serýa el lugar de autores como Antonioni, Ferreri, Pasolini, Bergman, Resnais, Tarkovsky, Lynch, Cronenberg o Haneke en el cine o Dostoievski, Kafka, Nerval, LautrÚamont, Maupassant, Bourroughs o Bukowski en la literatura ? La lentitud de la pelýcula, la cÓmara a veces movida, y otras estÓtica y contemplativa, la ausencia casi total de diÓlogos, todo esto sumado a la escena sexual, bastante polÚmica por cierto, termin˛ por exasperar a los crýticos. El final, hermoso y duro, me parece que compensa el resto de la pelýcula que es como una larga espera de que algo pase, Brown Bunny es una Road Movie en la que vemos a Gallo, piloto profesional de motocycleta, errar en su camioneta por las calles y carreteras de Los Angeles y alrededores obsesionado por una relaci˛n amorosa trunca y trÓgica que no puede olvidar, el personaje se cruza en su camino con varias mujeres que seduce y abandona inmediatamente repitiendo un patr˛n psicol˛gico que aumenta su sentimiento de culpa. La secuencia clave es la mÓs polÚmica y no la voy a revelar del todo pues malograrýa la visi˛n de la pelýcula, es una escena en la que ChloŰ Sevigny se encuentra con Gallo en su cuarto de hotel y le aplica una felaci˛n, una buena mamada para dejarnos de eufemismos, frente a todos los espectadores, unos escandalizados otros agradablemente sorprendidos, algunos de estos no necesariamente por cuestiones artýsticas. Ojo que hablamos del acto concreto, no se trata de ning¨n trucaje de cÓmara ni de montaje y esto visto en diferentes escalas de plano como para mostrar bien que es ChloŰ Sevigny que se la estÓ mamando a Vincent Gallo. Bien, la pregunta que surge aquý es porque mostrar esto en una pelýcula ? Yo responderýa, porque no ? Se trata de un acto de pura y simple provocaci˛n ? seguro que hay algo de eso pero no solamente. Este es un caso sin precedentes en la historia del cine, ojo que no estoy hablando de las pelýculas pornogrÓficas en donde evidentemente esto ya se ha visto hasta el hartazgo, es la primera vez que esto se muestra en una pelýcula de cine norteamericano, cosas de este tipo, es decir escenas de sexo explýcito, ya se han visto en el cine europeo por ejemplo en el film, bastante malo por cierto, Romance de Catherine Breillat y en Los Idiotas de Lars von Trier este ¨ltimo sý excelente, en donde los falsos mongoloides deciden de un momento a otro hacer una orgýa, todo filmado con encuadres y toda la estÚtica propia del cine porno, pero esto, aunque no haya dejado de causar escÓndalo, pas˛ mÓs facilmente en sociedades liberales como Francia para el primer caso y Dinamarca para el segundo. No es el caso de los Estados Unidos, sociedad de un puritanismo bastante cýnico e hip˛crita. Sin duda la pelýcula fue censurada y los actores estigmatizados, ChloŰ Sevigny no es lo que podemos llamar una estrella de Hollywood pero es bastante conocida en el medio sobre todo a partir de su participaci˛n en Boys Dont Cry de Kimberly Peirce, en general ha actuado en pelýculas bastante polÚmicas (Kids de Larry Clark, American Psycho de Marry Harron y Dogville de Lars von Trier) pero este ha sido sin la menor duda, hasta la fecha, su acto mÓs polÚmico. Me parece algo loable y digno de admiraci˛n, hay que tener valor para hacer algo asý frente a las cÓmaras sobre todo tomando en cuenta el contexto, una pelýcula de cine independiente en los Estados Unidos, lo mismo para el director evidentemente. Es cierto que no se trata de una escena que podrýamos llamar sutil o sugerente, es la evidencia explýcita del sexo en su estado bruto. Personalmente siempre he valorado la sugesti˛n frente a la evidencia, lo implýcito frente a lo explýcito, porque pienso que generalmente es mejor y produce un mayor efecto psicol˛gico en el espectador el hecho de no mostrar las cosas, el arte de la elipsis (asý como en la poesýa el silencio es fundamental) pero el problema es que el sexo ha sido casi siempre eludido y no por cuestiones artýsticas sino por prejuicios morales (pensemos por ejemplo en el c˛digo de Hays de la Úpoca clÓsica de Hollywood, que se occupaba de censurar todas la escenas de violencia y sexo, curiosamente esta censura tuvo muchas veces un efecto positivo pues muchos directores, a veces sin querer, se veýan obligados a sugerir, a decir las cosas de forma subrepticia, ganando la pelýcula en fuerza expresiva), un ejemplo clÓsico es el de la pareja que se dispone a tener relaciones sexuales, la cÓmara parte de los amantes besÓndose entrelazados y los abandona para mostrarnos una chimena ardiente o la ventana con las cortinas ondulando por el viento y la noche llena de estrellas, esto es lo que llamamos un clichÚ, un estereotipo visual, nada de artýstico en esta formula manida y banal, una posible salida es mostrar el acto en toda su brutalidad, es la opci˛n que tom˛ Vincent Gallo y que me parece totalmente vÓlida e irreprochable.

rumid@hotmail.com